Unas nuevas directrices ayudarán a gestionar el ruido marino

COMUNICADO DE PRENSA

 

Manila, 25 de octubre de 2017 - Un nuevo conjunto de directrices para los organismos reguladores contribuirá de manera importante a la gestión del ruido marino, que cada vez supone una mayor amenaza para muchos animales marinos.

Bradnee Chambers, Secretario Ejecutivo de la Convención sobre las Especies Migratorias (CMS), dijo que las recomendaciones son una respuesta a un aumento del ruido marino sin precedentes.

"La fauna marina depende del sonido para sus funciones vitales, como la comunicación, la detección de presas y depredadores, la orientación y la detección del entorno. Sabemos que los niveles de ruido marino creado por el hombre se han duplicado en algunas zonas del mundo, década tras década, durante los últimos 60 años. Corresponde a los organismos reguladores actuar, pero les resulta difícil evaluar y gestionar los impactos".

"Un instrumento esencial para los organismos reguladores nacionales a la hora de decidir aprobar o restringir las actividades propuestas son las Evaluaciones de Impacto Ambiental (EIA). Las nuevas directrices de la CMS les ayudarán a asegurar que se presenten los datos apropiados y apoyarán la creación de normas estandarizadas transfronterizas, las cuales son particularmente importantes para la protección de los animales migratorios, incluidos los peces de importancia comercial".

Las directrices incluyen información de apoyo técnico con datos detallados sobre las vulnerabilidades de las especies, cuestiones del hábitat, impacto de los niveles de exposición y criterios de evaluación para todos los grupos de especies incluidos en las listas de la CMS, así como sus presas.

Las Directrices de la Familia CMS sobre Evaluaciones de Impacto Ambiental para las actividades generadoras de ruido marino se presentarán a los responsables de la toma de decisiones en Filipinas esta semana. Se espera que ministros y oficiales de más de 110 países asistan a la cumbre trienal sobre especies migratorias, también conocida como COP12 de la CMS.

El transporte marítimo, el sonar de navegación, las plataformas marinas, las instalaciones eólicas y de energía mareomotriz y otras construcciones marítimas son todos responsables de la contaminación acústica en el mar. El ruido generado por el ser humano puede viajar cientos de kilómetros bajo el agua, sin restricción por fronteras nacionales. En última instancia, afecta a todo el ecosistema marino. Una amplia gama de especies, incluyendo ballenas, delfines y marsopas, tortugas, focas, osos polares, crustáceos y otros peces, todos se ven afectados.

Los animales marinos expuestos a ruidos elevados o prolongados generados por el hombre pueden sufrir lesiones directas y daños temporales o permanentes en su audición. Este ruido también puede enmascarar importantes sonidos naturales, como por ejemplo las llamadas de otros miembros de su grupo social, o el sonido producido por una presa o un depredador.

 

Para entrevistas o para hablar con un experto, póngase en contacto con:

Florian Keil,  Coordinador del Equipo Conjunto de Comunicación de las Secretarías PNUMA/CMS y PNUMA/AEWA
Tel: +49 (0) 228 8152451; Móvil: +63 927 35 86 268
 
Veronika Lenarz, Información Pública, Secretaría PNUMA/CMS
Móvil: +63 9454 138284;  Email: press@cms.int

Last updated on 26 October 2017

Type: 
Press release
Threats: 
Noise pollution
Species group: 
Marine mammals